Astor Suárez

Astor Suárez

Exposición La luz que ven mis ojos

Todo fotógrafo dispara cientos de fotografías de las cuales muchas se quedan en un disco duro y no salen a la luz jamás y otras que por una razón u otra, cuando las ve le produce algo que yo llamo «placer visual».
Esta exposición esta compuesta por un total de 37 fotografías y con ella intento enseñarle al espectador precisamente eso, lo que a mi me produce ese placer visual, un cielo de mil colores, un rayo cayendo en el suelo, la simetría de los objetos, unos coches antiguos bien colocaditos o los lugares abandonados. Y también hay algo de fotografía nocturna con pintura de luz o light painting, que es una técnica que me encanta por el trabajo que conlleva hacer cada fotografía.

Me aficioné a la fotografía desde niño, en mi casa siempre hubo cámaras de fotos, y siempre me llamó la atención mirar por el visor, pasar el carrete y tener cámaras entre mis manos era todo un entretenimiento.
Con 12 años en el colegio había una actividad extraescolar dedicada a la fotografía, allí hicimos nuestra propia cámara con un bote de bebida isotónica en polvos, la pintamos de negro por dentro, le hicimos un agujerito para que entrase la luz y ese agujerito se tapaba con una cartulina negra sujeta con una goma. Nos pasábamos la clase metiendo papel fotográfico en la cámara y recorriendo el colegio sacando fotos, y a toda prisa íbamos a revelarlas al cuarto oscuro para ver si había salido algo, ese año mis padres no ganaron para papel fotográfico, fue divertidísimo, conservo esas fotos como oro en paño.
Hace unos 8 o 9 años tuve la suerte de hacer un curso con El Niño de las Luces y con él y su manera de transmitir la fotografía terminé de engancharme por completo a este mundo que hoy nos trae aquí a todos.