Liliana Lamata

Liliana Lamata

Ponencia Una mirada materna  ,
www.lilianalamata.com

Ponencia: Una mirada materna 

Liliana Lamata nace en Madrid en 1963. Criada en Caracas, Venezuela, comienza su formación despertando a la vida entre luces, cámaras y actores de la mano de su padre Juan Lamata, Director pionero de la televisión venezolana,  de quien hereda su pasión por la imágen.

Al finalizar sus estudios en edición, producción y dirección de televisión, y después de su participación como asistente de producción en diferentes proyectos de cine y televisión, decide dedicarse a la fotografía a tiempo completo,  por lo que en 1989 comienza sus estudios de fotografía de manera formal y autodidacta. Participa como foto fija en numerosas producciones de cine y televisión,  tiempo en el cual tuvo la oportunidad de agudizar su ojo fotográfico y su técnica en tiempos analógicos.

Se especializa en retratos de estudio. En 1995 de manera fortuita, fotografía por primera vez  una modelo en gestación. A  partir de ese día hace del embarazo su tema predilecto  por los siguientes 25 años,  no sin antes enfrentar el tabú inicial de quienes censuraban su visión desinhibida del desnudo materno, convirtiéndose en la primera fotógrafa en dedicarse exclusiva y sistemáticamente a la fotografía de maternidad en Venezuela con más de 5.000 sesiones.

Hace la transición a la fotografía digital en 2007 reaprendiendo el camino andado. Photoshop le abre un mundo de posibilidades creativas y continúa con éxito sostenido el desarrollo comercial del retrato materno delicado y dulce, pero también, llevando a los extremos su visión oscura y difícil  del tema, a través de su trabajo fotográfico más íntimo y personal, “Madres de Barro” y “Ausencias”

Siempre condicionada por la difícil  y creciente situación  de represión, escasez e inseguridad social de Venezuela, en 2017 decide regresar a España junto a su hija adolescente. Su visión se expande ante el reto de nuevas posibilidades y experiencias. Comienza a explorar nuevos temas que expone y  la hacen merecedora de premios de fotografía.